Posts Tagged ‘luminosidad’

Mas sobre la luminosidad del color

febrero 23, 2013

ImageCada Cada color tiene su propia luminosidad y además esta luminosidad propia se puede cambiar. El color amarillo es mas luminoso que el violeta, el azul parece iluminarse cuando reducimos la luz exterior  el rojo, como todos, podemos iluminarlo u oscurecerlo mezclándolo con el blanco o con el negro. De todo esto vamos a hablar ahora; de la luz y del color.

Munsell estableció una escala de la luminosidad de los colores de modo que el blanco naturalmente tiene el máximo grado de luminosidad, seguido por el amarillo, el naranja, el verde, el gris, el rojo, el azul, el violeta y el negro, por ultimo, el mínimo de luminosidad. Entre ellos podemos incluir fácilmente a los colores terciarios.

Solo con el blanco y el negro también podemos hacer una escala de luminosidad similar consiguiendo diferentes grados de grises asimilables en luminosidad al resto de los colores.

Mezclando dos colores de diferente luminosidad, el color resultante tendrá una luminosidad intermedia a ambos. Mezclando un color con un gris con un equiparable grado de luminosidad, el color resultante conservara también su luminosidad aunque perderá en intensidad de color

Naturalmente podemos cambiar el grado de luminosidad de todo aquellos colores. Mezclándolos con blanco conseguiremos aumentar su luminosidad (los colores pasteles), y si los mezclamos con negro los obscurecemos.

Dentro de las mezclas de los diferentes colores con el blanco o el negro merecen especial atención las mezclas de los colores bastante luminosos como el amarillo o el naranja con el negro, o a la inversa, la mezcla de los colores poco luminosos como el azul o el violeta con el blanco, es decir la mezcla de un color con el blanco o negro opuesto a su natural orden de luminosidad, presentando los colores resultantes un gran interés pictórico.

Todo ello nos abre un gran horizonte en la gama de colores a utilizar en la pintura, que será muy apreciada al considerar entre otros casos la matización necesaria de los tonos de los colores en las transiciones de luces y sombras en las figuras.

Anuncios

DISONANCIAS EN LUMINOSIDAD

octubre 7, 2008

Sabemos que cada color tiene una luminosidad propia, de tal modo que fácilmente podemos situarle en un nivel propio dentro de la escala monocroma de grises entre el blanco y el negro.

También conocemos que podemos variar esa luminosidad propia de cada color añadiéndole blanco o negro de modo que suba o baje en la escala de grises

.

Pues bien, cuando un color claro le obscurecemos o viceversa un color obscuro le aclaramos, nos encontramos con un resultado que es una disonancia en luminosidad, ya que ahora le encontraríamos, en la escala de luminosidad, en un lugar opuesto al esperado.

Por ejemplo si un violeta que es un color obscuro, le aclaramos con blanco, obtenemos el color lavanda que es una disonancia y se encuentra en la escala de luminosidad entre los claros.

O un amarillo, que es muy luminoso, le obscurecemos con el negro, nos da un oliva que es una disonancia cromática que ahora encontramos entre los obscuros.

Disonancias en luminosidad

Estos nuevos colores en disonancia de luminosidad encajan muy bien en pequeñas áreas, los obscuros aclarados acompañados por las versiones pastel de los colores luminosos, y viceversa los claros obscurecidos junto con colores medios y obscuros con algo de negro.

Los colores en disonancia claros derivados de primarios se utilizan para las zonas de máxima luminosidad de los objetos iluminados con luz directa, utilizando el primario mas próximo al color del objeto.